16 mayo 2009

Reflexiones cortas

Viendo el primer partido del R.Madrid-DKV Joventut por primera vez en dos años el equipo de Plaza me recuerda al de la primera temporada del entrenador catalán. ¿Será un espejismo?. Pase lo que pase, el año que viene necesita tiradores (ya tiene a Oleson), hombres altos que ayuden a Felipe y quizá un base titular que permita a Llul jugar de dos y a Raúl dosificar sus genialidades.

Ricky parece haberse hecho daño. Espero que no se despida así de la ACB. Un jugador especial como él merece otro final. Aunque la ovación de Vistalegre sonaba a despedida. Pese a los piques de Rubio-Rudy con este público, la afición blanca ha sido ejemplar.

Pau juega mañana el séptimo partido contra Houston. Pero lo que más me está gustando de esta eliminatoria es ver a Scola demostrar que el que sabe jugar, no tiene problemas para triunfar. Verle bailar en las zonas como lo hacía en Vitoria, su nuevo tiro de media distancia y sus hachazos de siempre... Un grande Scola. ¿Qué pensara Felipe al verle?. Demos gracias de que Reyes ha preferido seguir aquí.

No hay comentarios:

Google