18 septiembre 2007

Pepe y Pepu

Esta mañana me he desayunado con las informaciones en la prensa escrita que hablaban de divorcio entre el presidente de la FEB y el seleccionador. Entre Pepe Sáez y Pepu Hernández. A lo largo del Europeo ya se había publicado algo al respecto. Pero parece que la derrota ante Rusia ha abierto algunas fisuras y ha terminado con la relación idílica entre la selección y la prensa. Como suele ser costumbre en este país, olvidamos demasiado rápido y cualquier resquicio sirve para deslizarnos por la pendiente que conduce del halago empalagoso a la crítica despiadada.

No soy partidario ni de una cosa ni de otra. Ni es cierto que todo es tan perfecto como se ha vendido desde el oro de Japón, ni es verdad que ahora todo tenga que verse zaino. Ante todo hay que mantener el respeto por este grupo que ha conseguido algo tan importante como situar al baloncesto de nuevo en el lugar que se merece en España. Lo cual no significa que haya que mentir cuando veamos pasar al rey desnudo delante de nosotros. Como diría mi abuelo.... en todos los trabajos se fuma (bueno, al menos hasta hace unos años)

Dicho esto, me alegro de la rápida reacción de la FEB con su comunicado en el que confirma su apoyo a Pepu (al que la grada coreó el domingo en el podio más que a nadie). Ahora hace falta que sea un apoyo real y no un gesto de cara a la galería. Todavía algunos recordamos cómo se actuó con el anterior seleccionador.

No hay comentarios:

Google